Los mejores consejos para convertirte en un experto de las finanzas personales

Optimizar el manejo de las finanzas personales debe de ser una prioridad para todas las personas. Similar a la prevención y promoción de la salud física e higiene, el conocimiento elemental de economía y finanzas es primordial para poder disfrutar de una vida plena. El dinero gobierna todas las actividades de la vida diaria y es el amo indiscutible de la sociedad humana desde que fue creado al momento de acuñar las primeras monedas. Por el gran impacto que produce en la vida del individuo, este artículo resume Los mejores consejos para convertirte en un experto de las finanzas personales

Es necesario enfatizar lo trascendental de las decisiones financieras en la vida personal y familiar, ya que una inversión o un gasto pueden tener repercusiones y afectar a la persona y su grupo familiar durante muchos años e incluso durante toda su existencia.

Qué son las finanzas personales?

Bajo el término de finanzas personales se engloba a la administración, manejo o uso de los recursos económicos realizados por el individuo para cubrir los gastos propios y del grupo familiar que dependa de él a lo largo de la vida. Dentro del uso o manejo de los recursos económicos se incluye, la elaboración de un presupuesto, el pago de los gastos en que incurra, el ahorro de dinero para cualquier motivo y cualquier inversión que se pueda generar.

Con el nombre general de recursos económicos, se incluyen al sueldo o salario, ingresos por honorarios y rentas, herencias, fideicomisos, dividendos de acciones o participaciones empresariales, así como también, a todas las herramientas financieras disponibles, tales como líneas de crédito, hipotecas, tarjetas de crédito, cuentas de inversión, y cualquier instrumento que pueda generar un gasto o un ingreso de dinero.

Cuál es el objetivo de las finanzas personales o de aprender cómo manejar el dinero?

El principal objetivo de las finanzas personales es procurar el disfrute pleno, mejorar la calidad de vida y garantizar la manutención de las personas y sus familias, mediante el uso eficiente de sus recursos económicos y los instrumentos financieros.

Para ilustrar de una forma más detallada y fácilmente entendible los objetivos de las finanzas personales pueden ser subdivididos de la siguiente manera:

  • Protección económica, se refiere a la capacidad de responder monetariamente o poder cubrir los gastos imprevistos que puedan surgir en cualquier momento, tales como: Accidentes personales, averías del coche, reemplazo de un electrodoméstico, perder el puesto de trabajo, etc.
  • Inversión, se refiere a acumular tanto dinero como sea posible con el objetivo de invertirlos en algún instrumento que genere ingresos de forma continua y con muy bajos riesgos. El instrumento de inversión siempre debe servir para generar mayores ingresos, por esta razón, se puede considerar el estudiar algún oficio como una inversión que aumentará la capacidad de generar ingresos.
  • Pago de aranceles e impuestos, vivir en una sociedad requiere pagos frecuentes tanto al gobierno por impuestos a la renta, impuestos inmobiliarios, registros y patentes, así como gastos exigidos por la ley y necesarios para poder trabajar o generar más ingresos.
  • Plan de retiro y jubilación, desde que se comienza a trabajar en la juventud se debe destinar dinero en instrumentos de inversión que garanticen la manutención y cubrir los gastos de la vejez o el retiro.
  • Liquidez y gastos operacionales, siempre se debe contar con el dinero suficiente para pagar gastos de transporte, alimentación, alquileres y cubrir las actividades cotidianas.
  • Herencia o traspaso, es la capacidad de transferir riqueza a las personas seleccionadas o descendientes cuando lo considere pertinente.

Cuáles son los elementos de las finanzas personales?

Los elementos de las finanzas personales incluyen todas las actividades que pueden generar ingresos o gastos, y sobre las cuales se puede ejercer control o planificación. Todos los elementos son susceptibles a cambios por parte del individuo quien los puede controlar en mayor o menor grado para su beneficio.

  • Ingresos, abarca a todo el dinero que recibe durante un periodo determinado. Los ingresos están constituidos por sueldos, salarios, rentas, dividendos de acciones, herencias, ventas de inmuebles, reintegros de impuestos, etc.
  • Gastos, son todos los bienes, servicios, y aranceles que se deben pagar durante un periodo determinado. Los gastos incluyen alquileres, cuotas del coche, matrículas de universidad, alimentación, vestido, servicios públicos, fondo de ahorros, fondos de inversión, etc.
  • Activos, bajo este título se encuentran todas las posesiones materiales, títulos de inversión, acciones de empresas, automóviles, casas, apartamentos, terrenos, membresías de clubes, etc. Los cuales poseen un valor monetario en el mercado actual y por consiguiente pueden ser vendidos o hipotecados.
  • Pasivos, son las deudas contraídas que aún no se han pagado, bien sea con entidades financieras o un tercero, hipotecas, crédito para coches, deudas de las tarjetas de crédito, etc.
  • Instrumentos financieros, son las herramientas que dispone el individuo para potenciar sus recursos económicos. Entre los instrumentos financieros se encuentran, cuentas de ahorro, tarjetas de crédito, líneas de crédito, créditos hipotecarios, fondos de inversiones, fondos mutuales, bonos, seguros de vida, de accidentes, salud, etc.

Planificación de las finanzas personales es la clave del éxito financiero

Planificar significa establecer un objetivo o una meta y desarrollar un plan para alcanzar dicho objetivo o meta. En el mundo del dinero y las finanzas la planificación hace mención al establecimiento de un plan de manejo del dinero destinado a facilitar y mejorar la calidad de vida del individuo y sus dependientes económicos. Así como permitir la acumulación de recursos económicos y generar riqueza.

Planificar las finanzas personales requiere conocer la situación actual, establecer una meta, y generar el plan para alcanzar la meta previamente establecida. Mediante los siguientes pasos se puede sistematizar la planificación financiera.

  1. Evaluación de la situación actual. El individuo debe sincerar sus cuentas y estado financiero para saber cuánto dinero debe, y con cuánto dinero cuenta en el momento actual. Dentro de la evaluación se debe incluir los ingresos fijos que recibirá por un determinado periodo y los gastos obligatorios para el mismo periodo.
  2. Establecer una meta u objetivo. Posterior a conocer el estado financiero actual, el individuo debe crear una meta financiera y determinar el plazo o tiempo para alcanzar dicha meta. Es importante que en el momento de planificar se establezcan metas a diferentes plazos como por ejemplo: Metas inmediatas, para cumplir en los próximos meses o antes de finalizar el año, por ejemplo, aumentar el fondo de inversión en 15% mensual o ahorrar 10% para las vacaciones de verano. Metas mediatas o mediano plazo, para cumplir en los siguientes dos a cinco años, comprar un segundo o tercer inmueble. Metas a largo plazo, para garantizar la vejez, el retiro o la jubilación, tales como, aumentar la participación en bonos o planes de jubilación.
  3. Desarrollo o creación del plan financiero. Conociendo lo que se tiene y lo que se desea, se debe proceder a crear un plan o establecer los pasos a seguir para alcanzar dicha meta u objetivo. El plan puede ser, reducir gastos, obtener un segundo empleo para aumentar ingresos, aumentar el porcentaje de inversión y así aumentar los dividendos, etc.
  4. Ejecución o puesta en marcha del plan. Demás está decir que es el punto crucial, la ejecución requiere disciplina, perseverancia y comprender que la recompensa a largo plazo justifica cualquier limitación temporal.
  5. Vigilancia permanente y reevaluación periódica.Todo plan amerita que se vigile permanentemente su cumplimiento, evitando cualquier desvío o alteración de este. El plan se debe seguir al pie de la letra. Cada trimestre o semestre se debe evaluar la efectividad del plan y los logros alcanzados. Durante la reevaluación se pueden realizar ajustes y mejoras para aumentar los fondos de inversión y ahorro. Es importante nunca disminuir los montos de inversión para poder alcanzar la libertad económica.

Como se puede mejorar las finanzas personales en poco tiempo?

De manera similar a la salud física, la salud financiera puede mejorar en poco tiempo siguiendo los pasos correctos, y aplicando los remedios adecuados a las malas situaciones económicas. Realmente no existe ningún impedimento o limitación para mejorar las finanzas personales, bien sea que solo se perciban ingresos por un salario fijo y bajo o que se cuente con múltiples fuentes de ingreso, los siguientes pasos han demostrado funcionar en todos los casos y para todos los presupuestos.

Realizar un presupuesto y adherirse a él.

Pocas acciones generan un resultado tan dramático y positivo como la realización de un presupuesto y su cumplimiento. Se debe evaluar los gastos semanales o mensuales y excluir todos los gastos innecesarios e inútiles. De igual manera, de ser posible reducir algún gasto se debe considerar si el beneficio de esta reducción es mayor a las incomodidades que pueda causar. Finalmente se debe escribir en un papel los gastos fijos del mes en una columna, tales como alimentación, transporte, alquiler, cuotas del coche, seguros, gastos de educación, pago de servicios, fondo de inversión y ahorro, etc. En el mismo papel se debe escribir los ingresos del mes. Durante cada semana se seguirá este presupuesto y se evitará cualquier gasto no necesario. Este presupuesto deberá ser revisado diariamente y verificar su seguimiento. El fondo de inversión y ahorro puede comenzarse con unos cientos de pesos, lo importante es mantenerlo en el tiempo.

Educarse y estar atento a oportunidades de negocios e inversión

El manejo de las finanzas personales es una habilidad similar a un deporte o una ciencia que requiere, entrenamiento y educación para mejorar y convertirse en profesional o maestro de la disciplina. Se debe dedicar 20 a 30 minutos diarios a aprender sobre finanzas personales, elaboración de presupuestos, oportunidades de inversión, rendimientos de bonos y comprender la mejor manera de emplear los instrumentos financieros para su beneficio. Durante este tiempo debes revisar opciones para mejorar tu presupuesto.

Paga tus deudas antiguas

Los intereses generados por deudas a largo plazo suelen ser mucho mayores que el monto total adeudado. Por esta razón, es recomendado, pagar las deudas y ahorrar en costos de crédito y financiamiento. Además, el dinero que se destinaba al pago de deudas antiguas ya saldadas puede ser invertido o ahorrado.

Revisa tu puntaje del buró y verifica que la información sea exacta.

Aun cuando no se esté buscando financiamiento o créditos de manera activa, se debe contar con excelente puntaje crediticio y un reporte del buro impecable. Una excelente oportunidad de inversión puede ser aprovechada mediante el empleo de los instrumentos financieros tales como créditos personales y líneas de crédito rotativas.

Mantener los saldos de las tarjetas de crédito por debajo del 20% del crédito máximo.

El evitar el uso de las tarjetas de crédito cuando no sea necesario permite contar con un fondo para cubrir emergencias y gastos imprevistos sin afectar el presupuesto.

Como controlar los gastos personales?

Las finanzas personales demandan una férrea disciplina y la convicción de que siguiendo los pasos adecuados se puede alcanzar la libertad económica y la riqueza financiera. La manera más sencilla de controlar el derroche de los ingresos es adherirse al presupuesto y seguir el plan financiero como una receta médica. Los siguientes pasos sirven para controlar los gastos personales.

  • No comprar nada que no esté en el presupuesto es la regla de oro.
  • Registrar todos los gastos particularmente los de montos mínimos. Los gastos menores suelen representar la mayor causa de pérdidas monetarias en la economía personal.
  • Vender objetos inútiles o costosos de mantener, Vender lo que no se usa genera ingresos extras y ahorra en gastos de posesión tales como seguros, estacionamientos, almacenamientos, etc.
  • Revisar las deudas y asegurarse de pagar las cuotas a tiempo para evitar multas y reducir los balances negativos.

La libertad financiera y la acumulación de riquezas están al alcance de todos aquellos disciplinados que puedan seguir un presupuesto y plan financiero. Ahora es tu turno ya que sabes los mejores consejos para convertirte en un experto de las finanzas personales.